REFLEXIONES DESDE EL VESTIDO COMODÍN NAVIDEÑO

Como cada semana nueva entrega de reflexiones. Para seguir en la línea navideña de estos días hoy toca resaltar un pensamiento que a muchas seguro os pasa e incluso hacéis (al igual que yo) en estas fechas de comidas y cenas con familia y amigos y es la siguiente situación: otra cena más, otra reunión más y siempre de noche, siempre de ir arregladita bien mona siempre igual…pues acudo a mi super ideal vestidito negro.Ah sí,ese que uso alfinal cada año.
 
Hoy, Reflexiones desde el Vestido comodín navideño.
 
Cada año te planteas lo mismo: -Uy estas navidades son las últimas que me pongo este vestido negro, vale sí, es el vestido perfecto porque ni tiene poco escote ni mucho, es perfecto de largo, es de manguita tres cuartos perfecto para estar en el restaurante o casa sin la chaqueta, es negro (el color perfecto de noche), me queda ideal con esos zapatos que tan poco me pongo pero aprovecho para usarlos en esta época, es el vestido que más gusta a mi gente, ahora en Navidad es cuando más lo uso, queda ideal con todo, es que me queda clavado….
 
Pero NO. A las Navidades siguientes te lo vuelves a poner y así hasta que, o bien, tiene algún desperfecto, o bien, los años te pasan factura y ya deja de ser tu talla… La cuestión es que es el típico vestido-copa: –Ya no bebo más (reflexión de un día de resaca) –Ya no me lo pongo más en Navidad (reflexión del último día navideño con este vestido). Pero en realidad vuelves a beber en la próxima festa que tienes y el vestido te lo vuelves a poner fijo a la próxima navidad, e incluso te beberás esa copa con el vestido puesto. Y es así.
 
A mí me sucede, que intentas evitarlo pero es irremediable. Es tan ideal ese vestido comodín que decides por cambiar los complementos para intentar hacer que sea distinto al año anterior pero aún así sabes que no te fallará, que el vestido comodín va a dar la talla y vas a ser tú misma un año más. Y un año más te van a decir lo guapa que vas mientras tu mente repasa y repite constantemente: -Pues es el mismo de cada año. Pero visto el éxito creo que el año que viene lo vuelvo a lucir. O no. O sí. O no…
 
Y antes de que acabe esta Navidad ya estás con el maldito dilema del vestido comodín navideño.
 
Y vosotras, ¿tenéis ese comodín?

2 thoughts on “REFLEXIONES DESDE EL VESTIDO COMODÍN NAVIDEÑO

  1. Thank you for your kind comment. So happy that it led me to your wonderful blog. I love your choices for children! I'm your newest follower. Hope you'll do the same.Erinthefashionfairyblog.blogspot.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s