REFLEXIONES DESDE EL ZAPATERO

Y como viene siendo habitual cada semana hoy toca reflexionar. Tras una dura y emotiva mudanza me he dado cuenta de lo importante y emotivos también que son mis zapatos.
 
Por eso hoy: reflexiones desde el zapatero
 
 
Seguro que muchas os sentís identificadas conmigo cuando tenéis que soportar la tan repetida y cansina ya pregunta de: ¿enserio necesitas tener tantos zapatos? ¿Es que te los pones todos? ¿Es que te acuerdas de los que tienes o dejas de tener?
 
Estos últimos días que he estado de mudanzas he tenido que escuchar varias veces estas cuestiones y a todas ellas respondía lo mismo: el pie ni crece ni descrece por eso no importa tener muchos zapatos, o esta contestación de: es que yo cuido mucho mis zapatos,me duran bastante y por eso tengo tantos.
 
Realmente las que nos encantan los zapatos solemos tener bastantes pero no por ello significa que no sepamos que los tenemos, que están ahí esperando a ser puesto en cualquier momento, que no les tengamos en cuenta. Lo que también me molesta es cuando te cuestionan todo el dinero que te has gastado en total con todo el calzado comprado a lo largo de tu vida. Me incomoda que se me cuestione mi inversión en zapatos cuando hay gente que se gasta ese dinero o más en otras cosas como: motos, coches, grandes viajes…
 
Creo que cada uno tiene sus aficiones, sus preferencias, sus hobbies y sus gustos. El mío, sin duda, es la moda y con ella mi pasión por los zapatos. Por eso me gusta ver mi zapatero lleno, me gusta ordenar todo mi calzado de vez en cuando para ir recordando qué tengo qué no tengo qué me gustaría tener, me gusta de vez en cuando llevar mis zapatos favoritos a reparar me gusta cuidar todos los tacones, observar si necesitan tapas nuevas si necesitan algún cuidado. Me gusta cuidarles porque sé que ellos son fieles, siempre están ahí dispuestos a alegrarme el día, la noche, una cita, un evento, un día importante o incluso ir conmigo un día triste.
 
Me gustan mis zapatos, me gusta tener muchos, me gusta poder tener donde elegir y por eso sé perfectamente cuántos tengos y cuáles son mis favoritos.
 
Y tú, ¿lo sabes?

One thought on “REFLEXIONES DESDE EL ZAPATERO

  1. Muy buena reflexión, cada uno se gasta el dinero en lo que quiere, mientras que lo tenga… Yo creía que el pie ni crecía ni descrecía, como tú dices, jejeje. Hasta que el mio descreció, pasé de usar un 38 a un 37 o 37 y medio, pero los medios son difíciles de conseguir… y a una amiga de un 37 a un 35. Supongo que será porque tuve una época en la que adelgacé y el pie sufrió las consecuencias…pero con unas plantillas se arregla todo y puedes seguir usando los mismos zapatos, bsss

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s