1 BOLSO PARA 7 LOOKS

Porque estamos todos igual, sí, ahorrando todo lo que se pueda. Y el ahorro (muy a nuestro pesar) llega también a nuestro armario, a nuestra ampliación de armario, y entre otras cosas, nos quitamos (o eso intentamos) gastar menos y adquirir menos bolso. ¿Solución? Pues sacarle más partido a ese bolso que tanto nos gusta y que puede llegar a ser más versátil de lo que imaginamos. Así que en el post de hoy os traigo ejemplos de cómo reutilizo un bolso Guess logrando hasta 7 looks muy distintos entre si.
Look formal con americana, blusa y tacones:
Con medias finitas y vestido:

Con leggins:

Con pantalón de color y botas altas:

Con cazadora:

Y con looks muy informales:

Así que… ¡os animo a sacarle partido a ese bolso que tanto os gusta!

CALZADO MASCULINO PARA ESTE INVIERNO

Tras la petición de alguno de vosotros hoy el post va dedicado al calzado masculino ideal para este invierno. Calzado formal a la par que perfecto para el día a día. Por ejemplo, os recomiendo apostar por los botines (quitaros eso de la cabeza de que los botines es cosa de mujeres) así que una buena opción son los botines bicolor. Combinan muy bien por ejemplo con un tejano o un chino de tonos tierra. Muy recomendable para un look militar. Botines como éste:
Para los más clásicos pues podéis optar por los botines de ante tipo estos:

Otra recomendación son los botines negros con puntera, le dan ese toque más juvenil:

Las hebillas también son otro de los must en calzado masculino esta temporada. Así que una opción muy válida serían este tipo de zapatos discretos a la par que elegantes y a la última…
Y como no, una opción con la que no fallaréis jamás son los zapatos de cordones. Un clásico para los pies de los hombres…

 Y si queréis lograr un look más formal con cordones os aconsejo este tipo de modelo:

REFLEXIONES DESDE CODAZOS REBAJILES

Esta semana el momento reflexión sigue teniendo que ver con las Rebajas, pero ojo, con las ya ¡segundas rebajas! Porque seguro os habréis dado cuenta, de nuevo (un año más…) que nos atraen los mogollones, que si vemos a varias personas rebuscando en un montón de ropa allá vamos en busca de ese presunto chollo. Hoy: Reflexiones desde codazos rebajiles.
Y todo empieza cuando vemos ya el esperado cartel de: 2º Rebajas. Inevitablemente decidimos entrar para comprobar si hay alguna ganga esperándonos. Así que entramos a la tienda y ¿qué pasa? Pues que allá está el mogollón concentrado en una de las mesas repletas de prendas de ropa desordenada y en la que una es incapaz absolutamente de encontrar tu talla, encontrar el color que buscas o el modelo que realmente quieres. Pero ahí estás, al lado de esas señoras que te dan codazos, se hacen sitio con sus bolsos, con sus bolsas, con ese movimiento de caderas que hacen que su trasero impacte en ti y te adelanten para coger esa prenda que estás mirando… Esas señoras que te miran mal si vas a coger el mismo modelo que ellas…

No sé que tendrán esos mogollones de clientas que nos incitan a comprar las típicas camisetas por 4 euros (típicas digo porque son las que normalmente luego no usamos, y eso es así…), nos incitan a acercarnos y comprobar si allí se halla o no esa gana que todas están rebuscando. Nos sentimos obligadas a cambiar nuestro rumbo dentro de la tienda para acercarnos e integrarnos entre codazo y codazo, porque no somos menos que ella, porque vamos de rebajas, ¡NO! de 2º Rebajas (que suena a más chollo aún), porque pasamos de la nueva colección que nos está observando e intentado seducir, porque queremos ser por un momento otra señora más de esas que contonean sus caderas para hacerse un hueco y lograr ese chollo, esa gana que nos hace por un momento tan felices…

Sí, lo reconozco, soy de esas que se infiltran entre codazos… ¿¿¿y tú???

SHORTS DE DÍA Y DE NOCHE

¿Alguna vez tenéis la duda si usar shorts de día o de noche en pleno invierno? Pues os animo a que les saquéis partido y los empecéis a utilizar a cualquier hora del día. 

Hoy: Shorts de día y de noche.
La variedad en shorts es inmensa: estampados, lisos, con pliegues, de algodón, seda, ante, cuero, a cuadros, oscuros, claritos, tejanos… Aunque en pleno invierno yo aconsejo mejor que optéis por unos shorts oscuros, evitando así estampados que os cansaréis a la tercera vez que los uséis y evitando también, a poder ser, los típicos shorts tejanos veraniegos. Así que la mejor opción es utilizar shorts por ejemplo de cintura alta. Y para sacarles más partido y así reutilizarlos, aquí os doy claves para usar el mismo short con un look de día y de noche. 
Por ejemplo, para el día a día lo podéis llevar con una blusita estampada (así le damos vida al color oscuro) a poder ser llevarla por dentro la blusa. Y para complementar el look diurno una buena opción son unos zapatos de tacón abotinados con tachas y un shopper con bolsillo exterior. Eso sí, siempre mejor con medias finitas. Quedaría así:

Y el mismo short de cintura alta lo podemos usar (y queda ideal) para la noche. ¿Cómo lo transformamos? Pues muy sencillo: por ejemplo con un top de lentejuelas, unos peep toe de ante y un bolsito de mano. Look sencillo a la par que elegante.

Para las más atrevidas que quieran ir a la última al 100%, os animo a usar shorts de cuero que tanto se llevan este invierno. Para llevarlos de día por ejemplo podéis optar por una camisa de gasa con pliegues (también, a poder ser, llevada por dentro del short ya que queda más femenina, más elegante), unos botines de tacón y un shopper del mismo tono que la camisa. Algo así:

Y si preferís usar el short de cuero por la noche pues lo podéis combinar con un top de tirantes de lentejuelas, unos tacones de ante negros y un clutch a juego.

Y vosotras, ¿os animáis a llevar Shorts de día y de noche?

REFLEXIONES DESDE UNA GANGA

La Reflexión de la semana, como no podía ser de otra manera, tiene que ver con los que estamos viviendo estos días, sí, con la llegada de las tan esperadas y ansiadas (e incluso necesitadas para muchos) rebajas. Hoy, Reflexiones de una ganga.
Es curioso como nos hipnotiza el color rojo. Ese tono que estos días inundan todos los escaparates y que aunque no queramos entrar, nos acabamos parando delante de alguna tienda y sin remedio alguno acabamos accediendo con dos pensamientos contradictorios: Voy a entrar pero NO voy a comprar nada, pero es que hay tanto descuento que me arrepentiría si no comprara nada..

Y justo ahí empieza el gran dilema, ¿compro en rebajas o no compro? Y, claro, acabamos comprando en el 98% de los casos. Inevitable (o no). Sea como sea, entre el color rojo de las etiquetas resaltando los descuentos, el desorden que inundan las tiendas, las aglomeraciones, ver que otra pueda conseguir un chollo y nuestra cuenta bancaria que cada día tiene menos ceros… las rebajas se han convertido hoy día en un Must.

Y es que en el fondo nos encanta rebuscar entre los montones, rebuscar entre esas burrar plagadas de perchas que en cuanto coges un pantalón o un vestido ya no puedes volver a colgarlo de la cantidad de prendas que alberga esa pobre burra que estará deseando que acabe este periodo… Nos encanta rebuscar  y encontrar la prenda esperada. Ese momento en que encuentras el pantalón al 70%, que es tu talla, que es el color que buscabas, que te queda ideal y es al fin tuyo sí. Lo has encontrado. Estaba ahí, esperándote. Y al darte la vuelta están esos montones desordenados de blusas, camisetas, vestiditos que te miran y te llaman para que te acerques y empieces a remover todas, AB-SO-LU-TA-MEN-TE todas las prendas… Quizás se lo piensas un momento (por pereza, ahora ponte a remover todo…) pero justo en ese momento localizas a otra que ya ha empezado a rebuscar y claro tú no vas a ser menos (vaya a ser que te quite la ganga del día) así que te remangas, te colocas bien el bolso y ¡manos a la obra!

Y vosotras, ¿sóis de rebuscar? ¿Ya habéis ido de Rebajas?

¡A POR LAS REBAJAS!

Y como marca la tradición tras las Navidades llega uno de los momentos más esperados del año: Las Rebajas

Hoy es ese día que todos intentamos hacer un pequeño hueco para pasarnos por al menos una tienda y comprobar qué descuentos hay. Por eso el post de hoy va dedicado a recordar pequeños consejillos que deberíamos tener en cuentas antes de ir ¡A por las Rebajas!
Aunque suene a tópico, la primera norma que tendríamos que tener fijada ya antes de ir de tiendas es pararnos delante de nuestro armario y comprobar qué tenemos, qué debería comprar, qué es lo que NO debería comprar, qué es lo que necesito, qué es lo que NO necesito, qué tipo de prendas debería comprar en rebajas y el porqué… Hacernos una lista mental (aunque siempre recomiendo que cojáis un papelito y anotéis todo) y tenerla MUY en cuenta a la hora de adquirir las nuevas prendas y complementos. Un sencillo paso a seguir que nos ayudará a evitar comprar cosas que jamás usaremos o que tan sólo lo llevaremos una vez (nos evitaremos así ese sentimiento de culpabilidad por haber gastado sin razón, y más ahora con los tiempos que corren…).

El segundo consejillo (también muy obvio pero que a veces ni nos paramos a pensar) es que evitéis horas claves/puntas para ir de rebajas ya que cuanta más gente más desorden en la tienda más kaos y menos paciencia para comprar (con lo que acabamos comprando peor y cualquier cosa en ocasiones). Es difícil establecer unas horas mejores que otras pero yo siempre soy partidaria de ir de Rebajas a las horas del mediodía tipo de 13h a 17h. Si podéis aprovechar esa franja mientras todos están comiendo.

Otro consejillo (sobre todo para asiduas a las tiendas) es que comprobéis que NO es ropa sacada para estos días, ya que por norma los artículos que se venden en rebajas deben llevar mínimo un mes a la venta en tienda. Y de paso mirar bien la etiqueta (sí,típica recomendación de todos los años pero que a veces no se cumple) para comprobar que está el precio originario y el precio rebajado…

Una vez elegido lo que vayáis a comprar, recordar siempre dejar claro con la tienda el tiempo y el método (si devuelven o no dinero) para poder descambiar en caso de necesidad. Que muchas veces se obvia la posibilidad del cambio por pensar que si el producto está rebajado no se tiene derecho a ello, y eso NO es así. 

Dicho esto, sólo queda deciros que: a disfrutar y 

¡A POR LAS REBAJAS!

MODA MASCULINA: CÓMO SALIR A CORRER

Seguro que uno de los propósitos de año nuevo es hacer más deporte. Y no sólo nosotras,también vosotros chicos. Por eso, el post de hoy va dedicado a los hombers y a qué ponerte y que no cuando salís a correr.
 
 
Que quede claro que para gustos no hay ningún manual, y menos a la hora de salir a hacer ejercicio. Pero por si os interesa y os sirve, os diré unos consejillos…
 
Para empezar olvidáos por favor y tirar YA a la basura esos calcetines blancos tan molestos de ver que os pensáis quedan bien para hacer deporte, os animo a que empecéis a usar calcetines cortitos o mejor aún fundas que no sobresalgan de las deportivas. Otra de las costumbres que suelo ver cuando salgo a hacer footing es ver cómo muchos hombres os empeñáis en combinar (supuestamente…) la parte de arriba y abajo, pero combinar de una manera demasiada básica: que sea del mismo conjunto. Pues bien, rotundamente NO. Os animo a que empecéis a combinar por vosotros mismos y no a compraros el típico conjunto que venden hecho, aunque sea de marca, de firma, da igual, porfavor NO. No a estos conjuntos:

 
Intentar evitar pantalones con números, letras, estampados extraños… mejor siempre pantalones lisos. Aquí van algunas ideas, por ejemplo, en este primer look compuesto por mallas largas, camiseta oscura con tonos verdes a juego con las zapatillas deportivas y un cortavientos de color rojo. Mejor también ponerle color al look y evitar tonos grises que cuando sudáis ya sabéis que sucede…

 
Y para los más clásicos, pantalón corto y sudadera de color también…

 
Y última ‘norma’ que no por ser la última es menos importante y, por desgracia, es muy vista: evitar hacer deporte sin camiseta. Hasta algún que otro Duque es pillado infraganti de esta guisa…